Noticias

Paraguay / Noticias

Los "daños colaterales" de Yacyretá en Encarnación

Sebastián Korol - 11 de Jun, 2009

En la Plaza de Armas de la ciudad de Encarnación, Paraguay, se realizó el miércoles 3 de junio una nueva asamblea de organizaciones de afectados por la represa de Yacyretá y autoridades comunales, en la que se resolvió por unanimidad reclamar la destitución del presidente de Yacyretá del lado paraguayo


En la Plaza de Armas de la ciudad de Encarnación, Paraguay, se realizó el miércoles 3 de junio una nueva asamblea de organizaciones de afectados por la represa de Yacyretá y autoridades comunales, en la que se resolvió por unanimidad reclamar la destitución del presidente de Yacyretá del lado paraguayo, Carlos Cardozo, y rechazar rotundamente la suba del embalse a cota 80, establecida por el ente binacional en la resolución 17847, del pasado 26 de febrero.

La disposición, que lleva la firma de Oscar Thomas y Carlos Cardozo, presidentes de Yacyretá en Argentina y Paraguay respectivamente, fija para diciembre de este año la elevación del nivel del río a cota 80.

Sin embargo, a sólo seis meses de la suba, alrededor de 2000 familias de diferentes barrios de Encarnación que viven en zonas que quedarán bajo agua cuando la resolución se materialice, permanecen ausentes de las listas de relocalizados.

Del último relevamiento de población afectada realizado por Yacyretá en 2007 se desprende que 1900 familias no están contempladas en el plan de reubicación de la hidroeléctrica binacional. La cifra se incrementó a cerca de 2000 en los últimos dos años según estimó Fabio Montiel, presidente de la Asociación Civil de Afectados por Represas, de Encarnación.

De ese total, "950 tienen censo y el resto cuenta por lo menos con algún antecedente, lo que significa que en algún momento de los últimos veinte años Yacyretá le tomó los datos", explicó Montiel a Superficie.

El registro de datos de familias afectadas comenzó con la "carpeta roja", el cebi 79/80, primer censo de Yacyretá en la zona, y luego siguieron los de los años 1990, 2000, 2005 y 2007.

"Estamos ya a mediados de 2009 y miles de familias siguen aguardando para ser relocalizadas, eso demuestra la tremenda incapacidad de los funcionarios del área de reasentamiento de Yacyretá para atender la problemática", manifestó.

El dirigente señaló que "llamativamente, la resolución del 26 de febrero estipula que se debe instruir a la comisión binacional de tasaciones, al sector de reasentamientos y al departamento financiero la coordinación para cumplir estrictamente lo instruccionado por los directores para llevar el embalse en diciembre de este año a la cota 80, y hasta ahora nada de eso ocurrió".

Asimismo, expuso que si bien las indicaciones están dadas, "en la práctica hay situaciones que no se ajustan a lo que el comité ejecutivo o el consejo de administració n de Yacyretá ordena, que es atender a los afectados".

Mientras tanto, las obras de la costanera de Encarnación avanzan a buen ritmo. "Para hacer esa costanera sí actúan rápido", manifestó Julián Martínez, olero excluido del plan de reubicación. "Se debe atender a la gente a la par del avance de las obras, no pueden subir el embalse sin haber respondido a los problemas de las personas, sin haber dado una solución a las familias de oleros, que tienen su vivienda y dependen de ese trabajo", señaló Montiel.

Agregó que, como Martínez, existen cientos de oleros y ceramistas que no pueden perder su trabajo porque no saben otra actividad. "No podemos permitir que el proyecto de suba del embalse se concrete, técnica y socialmente no es posible por la enorme cantidad de problemas irresueltos", declaró el activista.

Ni diálogo ni respuestas

Según el presidente de la Asociación Civil de Afectados por Represas, el director de Yacyretá en Paraguay, Ingeniero Carlos Cardozo, en ningún momento se acercó a dialogar con los afectados para arribar a una solución consensuada que satisfaga los planteos de las familias afectadas.

"Tiene una posición radicalizada y no se abre al diálogo, por esa razón todas las organizaciones de afectados estamos pidiendo que sea removido del cargo", expresó Montiel.

Asimismo, señaló que las organizaciones sociales de afectados por Yacyretá solicitaron al gobierno de Fernando Lugo una mesa de concertación para dialogar y consensuar un plan de trabajo para "atender a las familias que quedan por ser indemnizadas, relocalizados y para que quienes tengan un aparato productivo como las olerías puedan tener una respuesta satisfactoria".

Afirmó: "nosotros, la sociedad civil organizada no nos callaremos más, porque la Entidad Binacional Yacyretá continúa avasallando nuestros derechos, nuestra dignidad y sólo prioriza el cemento y las obras como los puentes, terraplenados y ahora también la costanera. La parte humana está totalmente ausente de sus proyectos, cuando debería ser lo primordial, lo mas importante y sagrado, por eso no descansaremos hasta encontrar la justa reivindicació n que pedimos para estas familias".

35 Barrios afectados

La ciudad de Encarnación cuenta con aproximadamente 50 barrios, de los cuales se encuentran en condición de afectados directos por Yacyretá 35, muchos de los cuales son históricos como Pakucuá, Loma Clavel, Beato Roque, Riacho, San José, Mboí Caé, Villa Alegre, San Blas, Estación, Barril Paso, Santa Rosa, Nueva Esperanza, Cerrito, Manantiales, Politécnico, Kiteroi, San Antonio, Pecurú, Villa Cristina, Santa María y Villa Cándida.

Para diciembre de 2010, si se cumple con el cronograma establecido en la Resolución 17847, que fija las aguas en su nivel final a cota 83, los barrios Mboí Caé, Barril Paso, Villa Alegre y San Blas quedarán enteramente bajo las aguas.

Mientras que numerosos barrios tradicionales quedarán desmembrados y amplios sectores productivos como la zona baja y los barrios de oleros de Encarnación destruídos.

Montiel denunció que sólo en el barrio Mboí Caé, alrededor de 900 familias de ceramistas, oleros, y otras actividades como talleres y pequeños locales comerciales, no están contemplados en el plan de reasentamiento.

Barrios de relocalizados: desarraigo, cemento y desocupación

Al igual que en Posadas, Yacyretá creó en Encarnación asentamientos para relocalizados. Son, hasta el momento los nuevos barrios Ita Paso, Arroyo Porá, San Pedro, Buena Vista y San Isidro. Estos centros urbanos, afirman desde la entidad, reponen los que se están perdiendo.

"Por culpa de Yacyretá la ciudad vieja de Encarnación está desapareciendo y los vecinos trasladados a otros sectores no inundables en la que de a poco se va configurando como la 'nueva ciudad de Encarnación'", consideró Montiel.

El desarraigo y rompimiento del tejido social que representa la desaparición y destrucción de los barrios, constituye un daño irreversible a la cultura, idiosincrasia e historia de los vecinos encarnacenos.

Quienes se ven forzados a abandonar sus hogares empiezan una vida totalmente diferente, con paisajes, vecinos y pesares nuevos.

En los asentamientos de relocalizados, la tristeza y la nostalgia son los sentimientos que envuelven los corazones. "Hay muchas personas de los barrios de San Pedro y Arroyo Porá que fallecieron por el golpe psíquico que significó haber sido expulsados por la fuerza. Aquí lo llamamos ‘techangaú’, que significa 'añorar el lugar de origen'", expresó Fabio Montiel.

El dirigente social contó que personas de edad murieron y otros tantos enfermaron seriamente por el fuerte impacto emocional que significó el traslado. "Por infartos, derrames, ulceras, e hipertensión, agudizadas por la depresión de la relocalizació n, muchos se murieron o cayeron muy enfermos y no recibieron la debida contención psicológica que está contemplado en el plan de relocalizació n de Yacyretá", indicó.

Añadió que no sólo hubo muertes y daños a la salud entre las personas relocalizadas sino que similares situaciones se registran entre los afectados que aun no fueron reubicados, por la situación de incertidumbre y abandono en la que se encuentran sumidos.

Vecinos relocalizados del barrio Itá Paso coincidieron en que si bien ahora cuentan con luz eléctrica, piso cerámico, ducha y agua potable, el sentimiento por el entorno de toda una vida no puede ser reemplazado.

Además del impacto emocional, otro serio problema que afecta al grueso de las familias reasentadas es la falta de trabajo. "Los que quedan en los asentamientos no saben de qué trabajar, porque en estos barrios alejados no tienen posibilidades de nada, no hay un medio de vida para la gente", consideró Montiel.

Por otra parte, los asentamientos de relocalizados son verdaderas “selvas de cemento”, según definieron los propios vecinos. “No hay árboles, naturaleza, verdeo, todo es cemento, plazas peladas, sin un solo árbol, en verano no se puede estar por el calor, todo es gris, realmente deprimente”, expresó un vecino del barrio Ita Paso.

La lucha sigue

En la asamblea de organizaciones de afectados por la represa de Yacyretá del pasado miércoles se definió continuar con el plan de lucha contra los proyectos de elevación del embalse hasta tanto se atienda a la totalidad de familias afectadas.

Fabio Montiel manifestó que “la situación es gravísima, se debe actuar urgentemente en los problemas de estas dos mil familias, y para ello deben crearse espacios de discusión y diálogo, pero lastimosamente hasta ahora ni las autoridades de Yacyretá ni el gobierno dieron los medios para la participación” .

Consideró: “Se necesitan personas capaces, y para que eso ocurra debe cambiar todo el funcionariado de Yacyretá, porque quines están ahora sólo miran las obras y no a las personas”.

El presidente de la Asociación Civil de Afectados por las Represas aseguró que las familias no cejarán en su lucha por las reivindicaciones que reclaman. “Seguramente Dios nos va a dar la fuerza, la sabiduría, la luz, para que haya justicia social, las respuestas que estamos esperando los vecinos de Posadas y Encarnación”, expresó.

“Estamos al borde de un estallido social en encarnación y si no nos dan soluciones concretas, la represa no va a terminarse porque no lo vamos a permitir”, advirtió Montiel.

Sebastián Korol (Revista Superficie, especial para ARGENPRESS.info)

 
 

redlar es una iniciativa de organizaciones de toda latinoamérica, que se preocupan por el bienestar de sus comunidades y la soberanía sobre sus aguas.

RSS RSS | Volver arriba

redaccion@redlar.org
redlar.org@gmail.com